Presentación

Plásticos Villamarchante
Cuando el esfuerzo, la ilusión y las ganas de hacer bien las cosas se convierten en realidad

Corría el año 1998 cuando el esfuerzo de cuatro amigos, los cuales viendo las necesidades del mercado de la época, decidieron crear una empresa donde poder dar a sus clientes un servicio profesional en el sector de la inyección de termoplásticos.

Los comienzos no fueron sencillos, contaban con la experiencia en el campo de la matriceria, no en vano todos los fundadores son matriceros con gran experiencia, reputación y reconocimiento dentro de su sector, pero a todos les faltaba algo, algo que les  diferenciara definitivamente de sus competidores, les faltaba Plásticos Villamarchante.

En un principio empezaron la actividad con tres máquinas de inyección de tamaños diversos, los cuales iban desde la más pequeña una 100 Tn y nuestra maquina más grande por aquellos días, una 170 Tn. En la actualidad nuestras máquinas han ido cambiando, adaptándose y evolucionando al ritmo que nuestros clientes, las nuevas tecnologías y las necesidades del mercado han ido demandando. Por ello, en la actualidad contamos con máquinas de 400 Tn y con nuestra última adquisición, la maquina Toyo 680 Tn eléctrica, todo sin olvidarnos de nuestras pequeñas máquinas de 60Tn, 80Tn, 100Tn y 140 Tn entre otras.

Muchos son los clientes que hasta el momento han confiado sus trabajos en nuestro equipo humano y técnico, piezas de diversos sectores, trabajos para la iluminación, automóvil, videoporteros, para ferrocarril, construcción, sanitarios, publicitarios y, como producto propio una gran gama de  envases alimentarios, son productos a los cuales les hemos dedicado esfuerzo, ilusión y ganas de hacer bien las cosas. Por ello queremos seguir siendo su colaborador de confianza, porque sus piezas y productos se lo merecen.